martes, 8 de diciembre de 2009

Payasos Sin Fronteras

Jorge Marirrodriga ya ha escrito sobre esta reunión de Payasos sin Fronteras

Adjunto la carta que escribió Miguel Martín al respecto:

Los tontos cunden


Tengo un gran amigo que vive una penosa situación a causa de una terrible enfermedad de la que no va a salir indemne. Afirma que “Todos los días mueren tontos y aún así todavía quedan”. Así de contundente.

El jolgorio que se han montado España a cargo de unos cretinos e indignos representantes políticos electos, puestos en tan elevados cargos sin haber hecho méritos para ello y solo por la confianza que el votante español ha depositado en su lista electoral, es de categoría. Se les ha ocurrido a estos majaderos con sillón gratis en el Congreso de los Diputados y con balcones a la calle, que no estaría nada mal convocar una Sesión especial del Congreso dedicada a “la situación en Palestina” en Jerusalén. ¡Nada más y nada menos! Como cabría esperar, en la reunión que se aprobó semejante melonada estaban presentes lo mejor de cada familia, a saber y entre otros, representantes de “democracias ejemplares liberales” como Cuba, Arabia Saudí, Jordania, y ¡Como no! Palestina ¡Sí, Palestina, con dos cataplines!

Y uno, que asiste a diario ya al espectáculo de la vida con más sentido del humor que de la realidad, queda sorprendido ante la inagotable capacidad de nuestros políticos para hacer el ridículo y la acrisolada competencia para cometer cualquier imbecilidad en nombre de principios democráticos, los que entienden como tales esta patulea, de tan elevada categoría.

Estos sopla gaitas disfrutan haciendo el ridículo, pero no se enteran. Estos supervivientes del sopicaldo institucional, estos chichinabos con ventanas al Retiro, no tienen otra cosa mejor que hacer y desarrollar en su inservible vida laboral que no sea buscar siempre lo contrario de lo que les ha encomendado el mandato electoral: legislar para una sociedad necesitada hoy de medidas urgentes ante la crisis que la despedaza, ahoga y conduce al abismo y la ruina. Estos mendrugos pretenden hacerse la foto del siglo convocando una reunión de carácter discutible y repugnante para dejar clara su verdadera faz y el talante que les adorna que no es otro sino el de constituirse en panda de borregos dispuestos a ponerse de rodillas cuantas veces sea necesario para demostrar al mundo de qué pasta están hechos y cuál es su auténtica profesión: Parásitos de la progresía dispuestos a emular a payasos y bufones.

Esta España nuestra necesita una urgente reparación, una estancia en el taller del siquiatra especializado en la recuperación urgente de tan preclaras y despistadas mentes.

España es ya solo una vieja reivindicación de un pasado reducido hoy a escombros gracias a una pandilla de golfos y cretinos que entretienen sus inútiles existencias en repartirse un botín escuálido y escaso de recorrido. Si esta evanescente resolución tuviera siquiera un minuto de tiempo para ser cierta, España habría dejado de ser una tierra de gente seria para convertirse en un zoco, una jaula de grillos, un zoológico de extrañas alimañas necesitadas de ser catalogadas y clasificadas dentro del orden animal como nuevos hallazgos de la naturaleza.

Ni se llegará a convocar semejante aquelarre, ni Israel lo iba a permitir, ni estos cretinos tienen las suficientes pelotas para conseguirlo. Como gracia tiene muy poca, como proyecto es para morir de risa, pero como muestra de lo que son capaces los políticos de esta España escuálida de ideas y pensamiento, es suficiente para hacerse una idea de por dónde andan muchos. A los tontos y los estólidos, lo único que les produce placer es comprobar cada día su propia estupidez y liviandad, no su oscuro futuro.

¡Triste espectáculo el que da España al ciudadano israelí muy a mi pesar como español que soy!

Miguel Martín

Zaragoza