domingo, 3 de enero de 2010

Finalmente me ando leyendo Los Verdugos Voluntarios de Hitler

Los verdugos voluntarios de Hitler. Los alemanes corrientes y el holocausto. Daniel Jonah Goldhagen. Editorial Taurus

De a poquitos. es abrumador. Aterrador.

Una frase para recordarla hoy, cada día:

Si durante años, durante décadas, uno predica que la raza eslava es inferior, que los judíos no son en absoluto seres humanos, entonces el inevitable resultado final tiene que ser una explosión semejante.
Esto lo dijo el General de las SS Erich von dem Bach-Zelewski en los juicios contra los criminales de guerra de Nuremberg, al explicar la relación entre ideología nazi y los crímenes que perpetraron los alemanes, incluida la carnicería genocida de los Einsatzgruppen en la Unión Soviética.

¿Cuánto de parecido hay con lo que hoy escriben en algunos medios, predican algunos gobiernos, se escucha en algunos centros docentes o de boca de algunos creadores de opinión?