domingo, 17 de mayo de 2009

DISIDENTE DE LA “JIHAD”

Egon Friedler
La Republica
15-5/2009

El Dr.Fadl es noticia una vez más, aunque Dr.Fadl no es su verdadero nombre.

Se llama Sayyed Imam Al-Sharif y fue uno de los primeros líderes de Al Qaeda y compañero de lucha de Ayman Al-Zawahiri. Es autor entre otras obras de un manual de la Jihad (Guerra Santa) que fue utilizado en los campos de entrenamiento en Afganistán. Nacido en una aldea del Sur de Egipto, fue enrolado por el gobierno en una escuela secundaria para estudiantes brillantes. A los 18 años ingresó en la Facultad de Medicina, especializándose luego de su graduación como cirujano plástico. Después del asesinato de Sadat hubo una gran redada en Egipto contra elementos radicales y Sharif debió huir.

Vivió en distintos países árabes por períodos cortos y a mediados de los años ochenta se estableció en Peshawar en Pakistán donde reanudó los lazos con Zawahiri y su organización. Sharif, que era un profundo conocedor del Corán y el Hadith, se convirtió en el líder teórico del grupo. En 1989, Bin Laden se trasladó de Afganistán a Sudán junto con Zawahiri y la mayoría de los miembros de la Jihad Islámica egipcia. Sharif, que estaba terminando su libro “Compendio para alcanzar el divino conocimiento” aceptó ir a Sudán por un tiempo por insistencia de Al-Zawahiri.

En setiembre de 1993, Sharif se estableció definitivamente con su familia en Sudán. La entrañable amistad entre los dos médicos y líderes terroristas se fue deteriorando. A comienzos de 1990 ambos discreparon sobre cuestiones de táctica y estrategia. Sharif se opuso enérgicamente a la campaña contra turistas extranjeros en Egipto en la que estaba empeñado Zawairi. Sin embargo, continuaron en buenas relaciones y Sharif confió a su colega y compañero de causa la edición de su libro “Guía a un camino justo para la fe y la Jihad”. Pero Zawahiri introdujo cambios en el libro sin el permiso de su autor, por lo que Sharif se enfureció y rompió los vínculos no solo con su amigo sino también con la organización terrorista islámica.

Sharif se trasladó al Yemen donde trabajó como médico. Luego del ataque a las Torres Gemelas, Sharif fue interrogado por la Policía Secreta del Yemen. Poco más tarde fue detenido y estuvo tres años en la cárcel en Sanaa sin cargos ni juicio. El 28 de febrero de 2004, Sharif fue transferido a la cárcel de Tora en Egipto, donde suele alojarse a detenidos políticos. Desde la cárcel, Sharif comenzó a publicar artículos y libros de revisión de la ideología islamista radical. A su juicio los ataques del 11 de setiembre fueron contraproducentes e inmorales y el derramamiento de sangre de inocentes provoca la ira de Alá. Sharif habló extensamente de estos temas en su libro “Racionalizando la Jihad en Egipto y en el mundo” publicado en noviembre de 2007 pero últimamente actualizó su posición en el libro “Gaza : enarbolando la camiseta ensangrentada” publicado por el diario árabe de Londres Al Asharq al-Awsat.

Entre otros conceptos rechaza que la cuestión palestina sea la fundamental de todas las causas árabes e islámicas. Para él, ha sido usada desvergonzadamente para justificar toda clase de atropellos en el mundo árabe. Considera que las primeras víctimas de esta mentira han sido los palestinos. En su nombre, Yasser Arafat, se abrogó el derecho de interferir en los asuntos de otros y acusó a quien le dio la gana de traidor porque se consideraba el dueño de la causa.

Sharif acusa a Arafat de haber desperdiciado la chance de obtener una autonomía completa en la primera reunión de Camp David en 1978 y pregunta : ¿ Quién mató sin piedad a los palestinos? Y contesta : No fueron solo los judíos. Fueron los árabes en Jordania y en el Líbano. Los palestinos se mataron entre sí muchas veces en Gaza y en otras partes. En el golpe de Hamas contra el gobierno de Mahmud Abbas en 2007, unos palestinos arrojaron a otros de los tejados y se encarcelaban mutuamente.

Más adelante, Sharif sostiene que lo que Hamas hace en Gaza es un abuso que no tiene conexión alguna con el Islam. Hamas forzó a los habitantes de Gaza a una batalla en la cual no estaba en condiciones de darle protección. Hamas provocó al enemigo para que ataque deliberadamente a la ciudad para servir a sus propósitos políticos aunque esto significara sacrificar al pueblo. Más tarde, Sharif ataca duramente a los líderes de Hamas por haberse refugiado en túneles y en escondites mientras centenares de palestinos morían o eran heridos. Utilizaron a la gente como escudos humanos preocupándose solo de su propio pellejo.

El disidente egipcio de la Jihad no es más indulgente con Hassan Nasrallah, ni con Osama Bin Laden ni con la Hermandad Musulmana, pero es particularmente duro con Irán. Desde su punto de vista, Irán pretende hacer avanzar sus intereses utilizando la camiseta palestina a costa de los sacrificios de otros. Para él, Irán y Siria, solo han servido a Israel al romper la unidad palestina y debilitar su causa. Todas estas aventuras, subraya, van contra la ley islámica.

Este último aspecto conviene subrayarlo : porque el Dr.Fadl-Imam Sharif sigue siendo islamista y considera que todos los males del mundo musulmán proceden del hecho de que no se respeta lo suficiente la ley islámica.