sábado, 13 de junio de 2009

Más sobre el discursito

No me gusta que un presidente de Los EEUU metido a lider religioso especialista en teología comparada se haya liado a citar textos religiosos, en particular el "sagrado Corán" (Corán no bastaba).

Nos une mucho más en nuestras aspiraciones universales (las mias al menos, y las de los que le votan, creo) y nuestros deseos para los oprimidos del mundo (de modo que los jeques no asientan complacidos) si cita la Constitución Americana, la Declaración de Independencia, a Lincoln, , a Baruch Espinoza (al que echaron de la comunidad judía de Holanda por heterodoxo), a Maimonides (al que forzaron a convertirse al islam en ese paraiso terrenal de Cordoba), a Averroes, que bebe de Socrates, o a Ibn Arabi, que murió en Cairo y era paisano mio.

Reagan no ayudo a tumbar el muro citando El Capital. Lo hizo reaching out a los que resistían, y a los que no se atrevían, pero estaban deseando que alguien dijera en voz alta lo que anhelaban intimamente.