lunes, 7 de septiembre de 2009

Carta a Pedro J Ramírez

Sr. Ramírez,

La libertad de expresión debe amparar el derecho de las personas a decir lo que quieran, por mucho que sus opiniones repugnen. Recordemos "The People vs. Larry Flint". Esta es, indudablemente, una cualidad sagrada de un sistema democrático y liberal.

Hay, además, mecanismos aplicables para que el falsario no abuse yéndose de rositas, como bien escribe su columnista Arcadi Espada en este estupendo artículo:

http://www.arcadiespada.es/2008/12/20/20-de-diciembre/

Me parece, no obstante, que recurren Uds. a una artimaña demagógica al afrontar el debate sobre su cobertura de posiciones negacionistas en su diario. Lo que muchos censuramos es el sofisma de un medio de comunicación que pretende confundir libertad con responsabilidad. La democracia no debe censurar a Irving y sus dislates. De acuerdo. Pero su periódico es libre de publicar o no esas barbaridades, como elegiría o no publicar a un señor que negase que ETA haya matado a nadie en las últimas décadas. En definitiva, El Mundo no publica todo lo que no es ilegal publicar, sino lo que cree que merece ser publicado. O, como dice el New York Times, "All the news that's fit to print",

En este caso, El Mundo ha decidido publicar al freak, poniéndolo al mismo nivel que a los expertos y asegurando que algunas de sus aportaciones son "interesantes" (¿cuáles?). No es nuestro objetivo refutar esas maliciosas opiniones... Un freak no merece ser refutado y, en todo caso, sólo debe ser publicado en la sección de freaks...

Un periódico de calidad lo es tanto por los que escriben en él, como por los que lo leen. El sábado sus lectores tomaron buena nota. Como sin duda lo hicieron sus columnistas, colaboradores y las personas que se prestan a aparecer entrevistadas en sus páginas. La prueba del siete es muy sencilla: ¿cuántos de los expertos sobre la II Guerra Mundial entrevistados hubiesen aceptado la entrevista al saber que aparecerían en el mismo espacio que la del freak?. Ya sabemos la respuesta por su editorial del periódico del domingo. Nos consta que han puesto el grito en el cielo y han dicho que se sienten engañados. Ya lo decía John Galt en Atlas Shrugged: no se puede tener el pastel y comérselo a la vez.

La excusa que esgrimen Uds. de que otros periódicos han publicado anteriormente al freak sólo demuestra debilidad de argumentos. No me imagino un medio de referencia que como línea editorial adopte un feliz "me-too".

No defendemos la penalización de opiniones, aunque debemos recordar que en España no nos rasgamos las vestiduras ante leyes que castigan el enaltecimiento "intelectual" del terrorismo, doctrina que Uds. apoyan. La cuestión es que su linea editorial no dio cabida a la entrevista de ningún terrorista en activo al cumplirse los 50 años de ETA. Ni a la publicación de opiniones de ningún extremista violento en la conmemoración de los 30 años de nuestra Constitución. Pero sí han decidido Uds. sacar del ostracismo, la marginalidad y la irrelevancia a Irving, al darle un foro de relevancia pública. ¿Dónde está la coherencia de su línea editorial?.

Denunciamos, por tanto, su elección, y el encubrir como un ejercicio de libertad una provocación dolorosa y gratuita.

Estoy convencido que Uds. saben que cometieron un error, y denotaría más grandeza por su parte enmendarlo que sostenerlo.

Atentamente,

Angel Mas

Presidente de ACOM-Asociación para la Concordia en Oriente Medio