viernes, 6 de febrero de 2009

ARCHIVES: February 6, 2009

Carta a un nuevo amigo argentino, judío, listo para largarse de España ante el antisemitismo rampante
by Angel Mas

Eze,

Te sorprenderá si te digo que el antisemitismo en España no es tan grande. Sí está extendido, pero no es profundo. Vamos, que lo es tanto como que esta temporada esté de moda ponerse una kefiya. Sí hay un profundo anti-americanismo, como en Argentina, que se traduce en comportamientos completamente esquizofrénicos entre los chavales. Todo esto viene, creo, de la elite "intelectual" asentada en Europa (y en Latinoamérica) desde los años 60. 

Los sesentayochistas irredentos que todavía no critican a Castro, que se escudaban en la imagen de algún paraiso socialista de los trabajadores y que, desde que cayó el muro, andan huérfanos. Los barbudos les vienen fenomenal como sustituto. ¿Se paran a pensar lo que implica?. Gala y Goytisolo, como homosexuales, serían colgados en Irán. No importa. También escriben contra occidente desde la protección y el bienestar de un estado liberal, y desde luego, nunca se plantearon emigrar a Rusia. No busques lógica ni coherencia. Busca resentimiento y un profundo pesimismo. Ellos deben saber que están cerca del hoyo...

Esta es la gente que mueve los hilos de lo que se puede y no se puede pensar. Y, siendo dinosaurios, todavía son considerados como "lo moderno", porque ninguna generación vino después y los repudio, o, al menos los envió al retiro. Lo mismo pasa con el nacionalismo periférico en España. Lo moderno para los críos vascos o catalanes es ser nacionalista... ¡Cuando han estado gobernados por nacionalistas desde hace 30 años!... ¿Cómo puede ser "moderno" y un acto de rebeldía en un chaval apoyar la posturas de su gobierno? ¡Un gobierno que estaba ya allí cuando nacieron!. ¿Cómo, por puro péndulo, por reacción, no es un acto de rebeldía, de moda entre los chicos, salir con una bandera de España por Bilbao o Tarragona?

Pues porque la influencia de ese pensamiento único en España, de esa gente que todavía tiene el monopolio de repartir el carnet de demócrata en mi país, o de estigmatizarte como "facha" (ellos. Que la mayoría vivieron tan felices con Franco), su influencia, digo, en los medios de comunicación, en la industria del entretenimiento, y en la educación, es brutal. Eso es lo que influencia el modo de pensar de la gente, sobre todo de los jóvenes, y hace que sean judeofobos de oídas, antisemitas que nunca han conocido a un judío, anti-israelíes que no pueden poner a Israel en el mapa. Ellos no han leído a Saramago, pero sí han visto a un actor que habla mal de Israel (Israel es el flanco aceptable para hablar mal de los judíos pero, no te engañes, hablan de lo mismo). Y el actor, o el tipo del programa de la tele, o el profesor de instituto, que sí han leído a Saramago, adoptan sus posturas por emulación y las transmiten.

Lo grave, como te digo, es que no haya surgido una respuesta vigorosa desde la intelectualidad ante este monopolio de la verdad que ejerce el paleopensamiento.

Todo esto te lo cuento sin conocerte y de madrugada, de camino a Frankfurt, porque me apena tu comentario de que estás listo para empacar en un país tan antisemita. Buscar raíces históricas, religiosas, me parece errar el tiro. La intelectualidad progresista que te he descrito arriba, es una nueva religión, con sus popes, dogmas, ritos y excomuniones. Y declararon la anterior, la católica, extinta. No hay nada que se perciba tan casposo, tan antiguo, como ser católico. Por ese mismo proceso que te describí arriba, se podrían haber declarado las ideas antisemitas del pasado abolidas y abrazar el judaismo como algo mas aceptable, como lo es el ateismo o el orientalismo. Me parece que, buscar las raíces de la judeofobia en el catecismo, cuando la mayoría de la gente en España ha huido de las enseñanzas de la iglesia (anticonceptivos, matrimonio, divorcio, aborto...) Es un error que los judíos, por motivos históricos, tienden a cometer. Y, para ellos, que tradicionalmente se han alineado con posturas progresistas, que han patrocinado artistas, que han sido amigos de intelectuales, les resulta todo esto muy difícil de aceptar.

Perdona la perorata. Quería darte mi perpectiva.

Mierda, mi vuelo va retrasado.